Microsoft&Yahoo Vs Google, continúa la batalla por el control mundial

Esto cada vez se pone más interesante, Google ataca con un sistema operativo (más bien con el anuncio de uno) y Microsoft contraataca con una alianza con Yahoo, ¿quién da más?. Parece un argumento de película de conquistas entre civilizaciones, de ahí el título del Post.

Por si no os habéis enterado, Microsoft ha llegado a un acuerdo con Yahoo para usar Bing como buscador mientras que Yahoo gestiona la publicidad de ambos (http://www.elmundo.es/elmundo/2009/07/29/navegante/1248849645.html).

Quien lea habitualmente este Blog sabrá que no soy precisamente muy devoto de Microsoft, más bien todo lo contrario, me parece una compañía con muy poca ética y muy malas maneras.

Comulgo mucho más con la filosofía de Google. La filosofía de Google es la de compartir, la de la comunidad de usuarios, la de los servicios gratuitos, la del código libre en definitiva.

Independientemente de esa idea, creo que con esta guerra salimos ganando todos. Cuanta más competencia haya mejor nos irán las cosas, tanto en sistemas operativos como en buscadores como en publicidad en Internet.

Con el último movimiento de Microsoft, se equilibra un poco la balanza en cuanto a
buscadores y publicidad “on line” se refiere.

Este movimiento era muy necesario. Aunque insisto que comulgo con la filosofía de Google, tenía el monopolio en las búsquedas, pero sobre todo en la publicidad “on line” con sus programas AdSense para editores y AdWords para anunciantes. Su monopolio a nivel mundial y a nivel particular en España era ya demasiado. Ahora, Micorosft&Yahoo podrán hacerles sombra.

Con el último movimiento de Google con el anuncio de Google Chrome O.S., se intenta equilibrar la balanza en cuanto a sistemas operativos. El sistema operativo que publicará Google estará basado en Linux. ¿Por qué Linux no ha podido hacer sombra a Microsoft hasta ahora?, muy fácil, porque no hay una compañía detrás con la capacidad y los recursos de Microsoft. Ahora sí lo tendrá, Linux tendrá detrás nada menos que a Google.

En fin, la guerra comenzó hace tiempo y esta es otra de las batallas, pero insisto, ganamos todos, usuarios, editores, anunciantes…, todos ganamos al tener dos alternativas fiables.

Anuncios

Buen producto Vs buen marketing

Buenas. Hace unos días estuve leyendo el Blog de Rodolfo Carpintier, y sacó un tema llamado “Una buena aplicación no es un negocio” (http://rodolfocarpintier.com/post/2009/06/26/una-buena-aplicacion-es-negocio).

Su exposición generó muchos comentarios, incluidos los míos, ya que creo que no explicó muy bien lo que quería decir. Lo que comentaba era que el Marketing de una buena aplicación era más importante que la aplicación en sí, lo que acarreó intensas discusiones.

Como es un tema que me gusta, estoy escribiendo este Post sobre lo mismo, ¿es más importante un buen producto o una buena campaña de Marketing?.

Yo lo veo desde los dos puntos de vista, por un lado desde el punto de vista técnico, que ha sido siempre mi característica principal. Por otro lado desde el punto de vista de negocio, desde el que lo estoy viendo desde hace un tiempo.

¿Mi conclusión?, ambas cosas son muy importantes, hay que saber buscar un término medio a la hora de destinar recursos de la empresa hacia cada foco.

Es importantísimo tener una gran aplicación, la mejor sí puede ser. Eso te ayudará a fidelizar a tus clientes en el futuro. Pero sin una buena estrategia de Marketing, no llegarás a tener ninguno.

En Marketing se habla de las 4 P’s, Producto, Promoción, Política de distribución y Precio. Esta teoría yo la interpreto como un eje de coordenadas en el que tenemos que situar los recursos en un término medio.

Lo más importante desde mi punto de vista es construir una gran base para tu aplicación, de manera que sea lo más escalable posible. Pero no invertir demasiado en funcionalidades que al principio puedan ser superfluas para el usuario, esos recursos hay que invertirlos en la promoción del producto.

Lo que estoy diciendo es que hay que hacer un producto muy bueno, pero no hace falta que al principio tenga todas las funcionalidades que puede llegar a tener, tiene que tener una buena base y ser escalable. Una vez tengas clientes, sí lo has hecho bien, lo puedes ir evolucionando.

En resumen, todo es importante, pero tenemos que buscar el punto medio para empezar a trabajar.

Sinergias para una estructura empresarial óptima

En las empresas hay que buscar la optimización de recursos, no sólo en estos momentos de crisis, sino en cualquier momento.

La idea es no sobrecargarse de recursos de manera innecesaria. Las grandes empresas llevan mucho tiempo utilizando una filosofía parecida, la de la subcontratación. El problema es que yo no comulgo demasiado con esa idea, más que nada con la forma de ejecutarla que tienen muchas de esas grandes empresas. Generalmente, se contrata a personal externo casi por peso, con lo que es difícil que esas personas tengan el compromiso suficiente con la empresa que les subcontrata.

La búsqueda de sinergias es otra cosa. Se trata de buscar empresas cuyo negocio sea hacer lo que estás buscando, e intentar establecer acuerdos de colaboración para la prestación de sus servicios hacia tu empresa.

Por ejemplo, en ExpanSoft, actualmente estamos finalizando el desarrollo de nuestro TPV Web IComWeb. Una vez finalizado, uno de los servicios a ofrecer será el soporte telefónico sobre la aplicación. Para dar este servicio, no contrataremos a todos los recursos necesarios como parte de nuestra plantilla, el planteamiento será buscar compañías que se dediquen a dar soporte telefónico a aplicaciones informáticas, e intentar llegar a un acuerdo de colaboración. Es decir, buscaremos sinergias empresariales con otras compañías.

Esta estrategia de estructura empresarial tiene sus ventajas e inconvenientes. Las ventajas son varias, por todas relacionadas con que no cargas de manera excesiva los recursos de la empresa. Estamos hablando de ventajas financieras, menores inversiones, mayor eficiencia, no hay preocupaciones de recursos humanos como bajas o vacaciones…

Los inconvenientes que se presentan, son siempre superables si el planteamiento de la relación es correcto, así como la gestión de la misma. Principalmente estamos hablando de tres inconvenientes, la calidad del servicio, la falta de compromiso y la pérdida del conocimiento (Know how).

Por este motivo siempre tenemos en cuenta tres premisas:

– En el contrato de colaboración, tiene que estar muy bien definido un SLA, es decir, un compromiso de calidad por parte de la compañía que da el servicio. Este SLA no sólo tiene que incluir tiempos de respuesta, sino también mediciones de calidad de servicio con encuestas a usuarios y con “usuarios fantasma”. Esto nos permitirá garantizar la calidad del servicio.

– El compromiso de una persona es mayor cuando está dentro de una compañía en la que conoce cuales son los objetivos de la misma y se puede identificar con ellos. Si subcontratas a la persona y la ubicas en tus oficinas, esa persona difícilmente estará comprometida con tu proyecto de empresa, sabrá cual es su trabajo diario e intentará realizarlo, pero es difícil que se identifique con los objetivos de la empresa que subcontrata ni con su propia empresa. Desde mi punto de vista, es mejor que se forme un equipo de personas en la empresa con la que has llegado a un acuerdo, y presten el servicio directamente desde allí. Por lo menos estarán identificados con los objetivos de su empresa, es decir, con darte un buen servicio. Dependiendo de la relación entre las compañías, puedes intentar enterarte de la gestión de la motivación de sus recursos e incluso ayudarles para mejorarlo, obteniendo un mayor compromiso hacia tu objetivo final.

– La parte principal del servicio subcontratado tiene que estar dentro de la empresa. Es decir, en el caso del soporte de IComWeb, tendremos una parte del servicio cedida a otra compañía, lo que sería la primera línea de soporte, pero la segunda línea y el departamento de desarrollo del producto sigue en nuestra compañía. De esa manera garantizamos que el Know How continúa dentro de nuestra compañía.


En resumen, buscar sinergias para tener una estructura empresarial óptima es alinear los objetivos de dos compañías para conseguir un resultado común, el beneficio de ambas partes garantizando una calidad.